¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil se define como la incapacidad persistente para conseguir y mantener una erección suficiente para la realización satisfactoria de la relación sexual.

¿Qué tan frecuente es la disfunción eréctil?

Los dos estudios más grandes que existen son; Massachusette Male Ageing Study en donde se habla de una incidencia de 52% entre varones de 40-70 años y el European Maleg Ageing Study habla de una incidencia del 64% en varones de entre 40-79 años.

Entonces, ¿La disfunción eréctil es exclusiva de adultos mayores?

Aunque son pocos los estudios que se han realizado en poblaciones jóvenes y se requiere profundizar en la investigación en estos grupos de edad, se menciona que 1 de cada 4 pacientes que acude a consulta por disfunción eréctil son menores de 40 años. Esto es algo que el Dr. Carlos Sandoval confirma que ocurre en su práctica clínica.

¿Cuál es o son las causas de la disfunción eréctil?

Si bien la disfunción eréctil debe verse como una enfermedad multifactorial, las causas las podemos dividir en dos grupos.
Causas orgánicas (aquellas ligadas de forma directa al organismo), como pueden ser alteraciones a nivel del cerebro, alteraciones hormonales, o bien alteraciones propias de los nervios, músculos o vasos sanguíneos de la región.
Causa psicógena que son aquellas ligadas a situaciones emocionales o vivencias como puede ser el estrés, depresión y ansiedad.

¿Cuáles son los factores de riesgo más importantes para desarrollar disfunción eréctil?

Desde la publicación en las Guías Americanas de Cardiología en 2010 se estableció la disfunción eréctil como un riesgo cardiovascular directo y es importante analizarlo y tratarlo desde esta asociación. Como menciona el Dr. Carlos Sandoval a sus pacientes, “la disfunción eréctil es una llamada de atención por parte del cuerpo a una serie de malos hábitos”. Dentro de los factores ligados a la disfunción se encuentra el tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo, obesidad, mala calidad del sueño, etc.

¿Cómo se diagnóstica la disfunción eréctil?

El diagnóstico de la enfermedad es principalmente clínico, de ahí la importancia de acudir a una cita con un especialista. Debe existir un adecuado interrogatorio centrado en el tiempo de aparición de los síntomas, la constancia con la que se presenta, si esta ligada a situaciones de estrés o consumo de sustancias, etc. Aunado a esto deben aplicarse cuestionarios internacionales que apoyaran al médico en la clasificación de la severidad para poder planear un adecuado tratamiento. Y su diagnóstico debe apoyarse de estudios de sangre como glucosa/hemoglobina glucosilada, perfil lipídico, perfil hormonal que ayuden a descartar patologías (diabetes mellitus, hipertensión, hipoandrogenismo, hiper o hipotiroidismo, etc.) que están íntimamente ligadas a la disfunción eréctil.

¿Quién y cómo se atiende la Disfunción Eréctil?

El manejo de la disfunción eréctil debe ser multidisciplinario. Si bien se debe tratar la disfunción como tal, se debe prestar atención a los otros factores y enfermedades que juegan un rol en la enfermedad. Lo que siempre le menciono a los pacientes es que el manejo debe ser escalonado, iniciando de lo más simple a lo más complejo y basado en la severidad. El pilar primordial debe de ser los cambios en estilo de vida, enfatizando la importancia de dieta y ejercicio cardiovascular. Dentro de los escalones de manejo están los fármacos orales (sildenafilo, tadalafilo, etc.), las aspiradoras de vacío, los tratamientos tópicos o intrauretrales (prostaglandinas), hasta los últimos escalones como son las prótesis de pene.

¿Qué son las prótesis de pene?

Las prótesis de pene consisten en dispositivos maleables o hidráulicos, que se colocan al interior de los cuerpos cavernosos, permitiéndole al paciente retomar su vida sexual en aquellos casos severos. Para mayor información contacta al Dr Carlos Sandoval quien con gusto resolverá tus dudas e inquietudes.